Mamá Sofía
Academia de Arte y Teatrino Don Eloy

Academia de Arte y Teatrino Don Eloy

 

Varios motivos impulsaron a la pareja Moreno Rodríguez a fundar una Academia para enseñar arte a jóvenes, niños y niñas del barrio Ciudad Jardín. Lo primero que se debe anotar al respecto es el altruismo de ambos; después, sus deseos de compartir lo que cada uno sabía y había aprendido a lo largo de sus carreras para brindarles oportunidades y acceso al arte. Creía también Sofía que el teatro infantil era la cuna para hacer crecer el teatro colombiano; y, por último, según declaraciones de ella, era la oportunidad para independizarse y no depender de avatares institucionales,

 

Ángel Alberto Moreno era bailarín, músico y actor, y en 1955 le ofrecieron trabajar en el Teatro del Parque Nacional con José Muñoz, haciendo marionetas, títeres y guiñol. Así fue como Ángel tuvo su encuentro con los muñecos y su manipulación.

 

Años más tarde, en 1970, en el mismo Teatro del Parque Nacional, el maestro Ernesto Aronna dictaba talleres de marionetas, programados por Colcultura que estaba recién fundado. Sofía se inscribió y aprendió una técnica diferente a la de su esposo. 

 

Para bautizar el teatrino se escogió el nombre de Don Eloy, por haber sido el papel que más disfrutó Ángel Alberto y por el cual fue más reconocido en la televisión, en el programa Yo y Tú.

 

La Academia se inauguró el 17 de septiembre de 1962, con la obra El nacimiento de Pinocho, además del teatrino, también se abrió la sala de espejos para ballet y el salón de música.

Academia Don Eloy

Al año siguiente, con el grupo de planta que se había conformado, la Academia comenzó a realizar giras artísticas los fines de semana. Una de las funciones más exitosas fue en el teatro Quiminza de Tunja, a beneficio del hospital San Rafael. Después la gira comenzó en Útica para inaugurar el Teatro Orquídeas, y como invitado especial los acompañó el maestro Francisco Benavides, conocido como “el mago del tiple”, y así sucesivamente la Academia era invitada a varias poblaciones, y año tras año la agrupación y sus directores se presentaban en distintos lugares y en Bogotá en el Teatro Municipal y en el Colón.

Academia Don Eloy

 

La Academia y el teatrino fue el lugar de experimentación artística. Sofía escribió muchas obras para teatro infantil y adaptó al teatro de títeres otras cuantas. También pudo diseñar programas interesantes como el encuentro de niños y niñas con los escritores de las obras que ellos leían. Por tanto, por la Academia desfilaron narradores y poetas que asistían para departir con sus pequeños lectores.

Academia de teatro Don Eloy
00:00 / 01:34

 

Algunos registros periodísticos informan sobre unas cuantas funciones del grupo:

 

Presentación teatral para el aguinaldo del niño pobre

En: El Tiempo, miércoles 7 diciembre de 1966, p. 18.

"En el Colón, función a beneficio del aguinaldo". En: El

Tiempo, sábado 10 diciembre de 1966, p. 9.

[Obra: Las brujas modernas]

Al cabo de un tiempo, los espacios de la Academia serán insuficientes para acoger la cantidad de  alumnos que llegaban y las actividades programadas. Así que en abril de 1977, los esposos Moreno Rodríguez iniciaron la campaña pro ampliación del teatrino Don Eloy. En 1982 la ampliación estaba concluida, según lo recuerda el maestro Fernando González Cajiao: “El local fue ampliado y arreglado en 1982, siempre con fondos propios, pues esta agrupación nunca ha recibido ayuda financiera, a pesar de ser una de las primeras con local propio”.

 

En el nuevo siglo, la sede tuvo otra remodelación, a cargo del nuevo director Carlos Arturo Moreno Rodríguez.

Academia de Arte y Teatrino Don Eloy

 

Esquirla. Como lo dijo Sofía en una entrevista, los Moreno Rodríguez no eran parranderos; sin embargo, en las pocas ocasiones en que lo hicieron “parrandeamos de verdad”, fueron sus palabras. Y este testimonio quedó también registrado en varias fotos. Fueron tertulias que se prolongaban durante varios días. Los invitados y contertulios eran artistas, músicos y escritores.

 

Ir a: