Pesebre Santafereño, siglo XX

El maestro Antonio Angulo, director del Teatro de los Piccoli, revivió el pesebre Espina con la colaboración de Hena Rodríguez y Pepe Tarazona. En 1944 y 1945 montaron pesebre y lo llamaron Santafereño. El primer año hicieron funciones en el Teatro Municipal y el segundo en el Teatro Nacional de San Bartolomé.

Según un corto artículo de El Tiempo, textualmente enumera algunos números que incluía el programa:

[…] para estas dos primeras funciones de la temporada, figuran actos tan divertidos, como: un amanecer campesino con su desfile de carros de yunta, arrieros y campesinos, cantando alegres bambucos, la batalla de San Mateo, con el heroico sacrificio del capitán Antonio Ricaurte, la Plaza de Bolívar, con la catedral y demás edificios, y las fuentes luminosas con sus juegos de agua cambiando de colores, el interior de la catedral en donde se efectúa una solemne misa con sermón del padre Juanchito, el diablo que se roba la monja, la orquesta de negros cubanos del teatro de los Piccoli, el diablo haciendo diabluras, el genial pianista Hastawisky y la soprano Maravillita, los alegres chanchitos y el lobo feroz, la divertida comedia titulada La mula para el cura, la gran manifestación en la Plaza de Bolívar […] (El Tiempo, Bogotá, dic. 15, 1944, p. 13).

En el desarrollo del programa intervenían actores cómicos y cantantes del teatro y la radio, dos orquestas, una típica y otra de concierto.

Para 1945, regresó el maestro Angulo con su compañía de títeres y marionetas, contrató actores, cantantes y una orquesta típica. El programa varió un poco del año anterior, pero mantuvo algunos números e introdujo el cuento de Caperucita Roja y el lobo feroz.

Entre los muchos números se podían apreciar los siguientes: Ciudad de hierro, Alegres promeseros, Fiestas de plaza con el muchacho de la vara de premio y el diablo, El maromero Guerrita en su globo. Los diablos se roban las monjas, Las beatas y el sacristán, Jazz Band de negros cubanos, La corrida de toros, Los indios y el inglés, Vuelo de dirigibles y descenso de paracaidistas, Doble suicidio en el Salto, La danza macabra, La serenata mojada, Peregrinación a la gruta de Lourdes, El portal de Belén, Nacimiento del Niño Dios, Adoración de los Reyes Magos y los pastores, y otras comedias de títeres y marionetas.

Oswaldo Díaz Díaz

Figuras del pesebre. Tomadas de: Hojas de Cultura Popular Colombiana (Bogotá), núm. 12, dic. 1951. Ministerio de Educación Nacional.

Continuar en...